SEO

Dos formas, un objetivo: aumentar el tráfico web

1 Abr, 2019

5 (100%) 8 votes

Tanto el posicionamiento SEO como el posicionamiento SEM se han convertido en dos de los principales baluartes del marketing online, así pues, permiten a una empresa colocarse en lo más alto de los buscadores. Sin embargo, existen algunas diferencias que hay que tener en cuenta a la hora de afrontar uno de los dos caminos, sin olvidar, claro está, que son totalmente complementarios, es decir, que se pueden usar ambos posicionamientos para una misma empresa o negocio, pues al final todos ayudan a aumentar el tráfico web.

Posicionamiento SEM: anuncios a la altura

El posicionamiento SEM se basa principalmente en promocionar un sitio web (mediante aplicaciones como Google Adswords) de una empresa o negocio mediante anuncios de “pago por clic” (PPC). Esto hace que su colocación en los principales buscadores usados, principalmente en Google, se vea beneficiada. Eso sí, es necesario pagar en función de los objetivos marcados. Esto principalmente se hace, como dijimos antes, para aumentar el tráfico web, ya que el usuario podrá acceder a la landing de algo en concreto de tu empresa. Por ejemplo, si diriges una floristería, a través de tu anuncio el usuario podrá acceder a un tipo de flor para una celebración en concreto, sin tener que buscar durante un largo rato por toda tu página web.

Sin embargo, para aumentar el tráfico web de una forma eficiente mediante el SEM es necesario prestar atención a algunos factores, entre ellos las siguientes:

  • La calidad del anuncio, es decir, cómo se plasma el anuncio para los buscadores y/o usuarios. Así pues, un anuncio no puede ser redactado de forma que cause confusión o bien que no tenga un carácter directo y conciso, pero sin dejar de ser atractivo.
  • El contenido frente al continente. Con esto nos referimos a que el cliente ha de llegar a una landing acorde a lo que busca, ni más ni menos. La información es importante, pero la comodidad del usuario lo es aún más.
  • La programación de publicación. Para ello es muy necesario atender a las horas y días de más tráfico por Internet y sobre todo de búsquedas del sector, ya que no es recomendable publicar un anuncio alejado de las tendencias.

Posicionamiento SEO: contenidos de calidad

El posicionamiento SEO, por otro lado, es una estrategia que permite que una web pueda ir escalando puestos en los buscadores con el fin de que se encuentre en una posición preferente, véase en las cinco primeras opciones que aparecen al realizar una búsqueda. Este servicio no requiere pago de forma directa con Google, como así lo precisa el SEM, para aumentar el tráfico web. De este tipo de posicionamiento existen dos principales variantes: el SEO on site y el SEO off site, ambos también complementarios, ya que uno se basa en el contenido y otro en el continente de la propia página web.

Y nuevamente, para llevar a cabo un buen posicionamiento SEO hay que prestar atención a ciertos parámetros como estos:

  • Una buena funcionalidad. Esto es uno de los parámetros para poder hacer de tu página web algo digno de los primeros puestos, así pues, los usuarios premian el buen funcionamiento (velocidad, despliegue correcto de algún menú secundario…) y también el carácter intuitivo de la propia página, véase que todo esté presentado de una forma clara y directa.
  • Contenido publicado, ya que el contenido cobra gran importancia en este tipo de posicionamientos, ya que ha de ser un tema que la gente pueda buscar con mucha frecuencia a lo largo del mes, o meses. Por lo tanto, las keywords o “palabras clave” han de estar bien elegidas y colocadas en el contenido de tu página web para que Google te tenga en cuenta. No solo hay que tener en cuenta el contenido de tu página web, sino también el de tu blog corporativo, el cual se trata de un recurso muy potente con el que puedes complementar y potenciar tu estrategia de posicionamiento SEO. Te decimos cómo aprovechar esta herramienta al máximo en nuestra Guía Esencial para potenciar tu Marketing de Contenidos.
  • Las URL externas, es decir, que otras empresas, negocios, blogs… tengan enlaces a tus contenido. Esto hará que puedas aumentar el tráfico web de una forma considerable. Eso sí, las páginas externas han de tener conexión temática con la página a la que dirigen al usuario.

¿Por qué elegir si ambas opciones son buenas para aumentar el tráfico web?

Como se ha podido comprobar, ambos posicionamientos pueden contribuir de una forma totalmente complementaria a tu objetivo de aumentar el tráfico web, ya que ambas podrían hacer que un anuncio sobre tu empresa saliese en los primeros puesto y, además, que tu página web esté colocada en las primeras posiciones de los buscadores. Sin embargo, hay que tener en cuenta todos los detalles nombrados con anterioridad, ya que estas estrategias reportan beneficios, pero han de tener un proceso concienzudo y coherente detrás.

Por lo tanto, no es necesario elegir, ya que ambas, juntas o separadas, pueden contribuir a que puedas conseguir la consideración que tu empresa o negocio se merece por parte de los buscadores y los usuarios.